ACTUACIONES AÑO 2016


concierto en el colegio loyola

El pasado 27 de Noviembre de 2016, presentamos nuestra nueva uniformidad ante una multitud que se congregaba en la Parroquia de Nuestra Señora de la Merced, con el fin de celebrar la festividad de San José de Calasanz, patrón de la congregación de Los Escolapios y del Colegio Loyola de Oviedo.

Hacía ya mucho que no actuábamos, pero las maquinarias no se habían oxidado. Los ensayos, las "quedadas" en la nave, las prácticas en solitario hacían que, en el fondo, todos supiéramos que no debíamos preocuparnos por ello. Y es que, aunque lo sabíamos, no podíamos evitarlo... ¡que nervios!

Este tiempo nos ha servido para seguir remando, TODOS, en la misma dirección, y creo que hemos podido demostrarlo ante tanta gente agradecida, aplaudiéndonos cada una de las marchas que interpretamos tanto durante la eucaristía, como en el altar de la iglesia nada más terminar.

Una de esas decisiones que nos ha permitido tomar este tiempo, es nuestro cambio de uniforme, dejando el antiguo como uniforme oficial para viajes y transportes, y el nuevo para actuar.

Un uniforme bonito, de Infante de Marina, azul marino, con detalles en el azul que representa a la ciudad de donde salimos (Oviedo), con nuestro escudo serigrafiado en nuestras hombreras, nuestros guantes de gala colocados bajo nuestro portadivisas... un uniforme precioso y que hemos podido presentar con el mismo gusto con el que interpretamos nuestras marchas.

Muchísimas gracias, Alba, por los rompederos de cabeza y las preocupaciones porque todos vistiéramos igual... no se que habríamos hecho sin ti.

Igualmente, muchas gracias Chechu, porque podemos ir muy guapos vestidos pero sin tocar como tu nos diriges, tampoco podríamos hacer lo que hacemos.

Y es que, ¡se ve la mejoría!

Se nota que esta familia aumenta. Que cada día somos más y, que a todos nos une el mismo gusto por la música y por pasarlo bien.

Porque claro, el día no terminó con la presentación. La posterior comida de hermandad hizo que pudiéramos comprobar el buen ambiente que existe en "nuestra agrupa"...

La Agrupación Musical Sagrado Corazón de Jesús de Oviedo.

 


procesión virgen del avellano

El pasado ocho de septiembre, celebramos la fiesta de los asturianos de una manera realmente especial. Nos desplazamos hasta el popular pueblo de Pola de Allande en el precioso occidente asturiano para ser la música que acompañara en procesión a su patrona la Virgen del Avellano. Disfrutamos una vez más de una maravillosa jornada de convivencia, buen ambiente y sobre todo, música sin parar.

 

 

La jornada comenzó subiendo hasta la ermita en lo alto del pueblo donde habitualmente se encuentra la citada Virgen, para posteriormente acompañarla en procesión, portada por mujeres del propio pueblo que mecían el paso al ritmo de las marchas que íbamos interpretando mientras nos íbamos poco a poco adentrando en el pueblo de Pola de Allande. Cada vez más vecinos y devotos se sumaban a la comitiva que terminaría en la iglesia del pueblo, no sin antes realizar una parada para disfrutar de la populas descarga en honor a la Virgen. Una vez en la iglesia, asistimos a la Santa Misa en la cual participamos también, en este caso junto al coro parroquial, encargándonos de la parte musical. 

 

Una vez finalizada la Eucaristía, nos desplazamos en pasacalles hasta la plaza del pueblo donde tras tocar algunas marchas y como no, el himno de Asturias acorde con el día que era, comenzó la sesión verbena de la que también fuimos partícipes acompañando a los vecinos del pueblo con bailes, risas y una importante dosis de buen humor.

 

Tras comer en un restaurante de la localidad con algunos miembros del ayuntamiento Allandés, emprendimos el viaje de vuelta a Oviedo con la alegría y la satisfacción de una jornada realmente memorable para todos.

 

Agradecer enormemente a los vecinos de Pola de Allande, al Ayuntamiento y especialmente a su alcalde el habernos hecho partícipes del que para ellos es "su día grande".


procesión de la virgen de la amargura

El pasado Domingo, 22 de Mayo de 2016, por fin pudimos procesionar y estrenar en un acto oficial lo que tanto trabajo nos había costado ensayar con antelación.

Ya por la mañana, la Cofradía del Silencio y Santa Cruz nos cedió un lugar donde poder dejar los estuches y fundas de nuestros instrumentos y, querido lector, hemos de confesar que mientras desenfundabamos, la tensión, los nervios y el silencio se podían cortar con un cuchillo, aunque este fuera romo.

Más tarde, ya afinados y preparados, dispusimos calentar las boquillas, los dedos y los brazos en una pequeña callejuela en donde, mientras tocábamos un par de temas, los pasos de los viandantes se detenían, las miradas desde las ventanas, lejos de ponernos más nerviosos nos calmaban porque sabíamos que en este día muchas miradas iban a estar dirigidas hacia nosotros, como Agrupación que se estrenaba en procesión en nuestra propia ciudad. Además de todo ello, los aplausos de las personas que se detenían para escuchar nuestro calentamiento, nos animaban y nos calmaban un poco más.

La espera se hizo eterna en la Corrada del Obispo, donde, de cuando en cuando sonaba una trompeta para que esta no se enfriase. También fue el lugar donde los más jóvenes de nuestra Agrupación hicieron las delicias del resto con sus simpáticas actuaciones.

Parecía que se terminaba la Santa Misa, cuando nuestra batería de tambores empezó a marcar "A Caballito", paso con el que nos dirigimos desde la Corrada del Obispo hasta la Plaza Feijoo, lugar donde nos paramos ante la puerta de la iglesia esperando que los braceros de la Cofradía sacasen el paso por la puerta.

Desde el "Himno Nacional" hasta cualquiera de las cuatro marchas, que nos dio tiempo a tocar antes de que una lluvia torrencial nos obligase a volver a la iglesia, sonaron muy bien, mucho mejor de lo que los propios miembros esperábamos, hecho que a todos nos emocionó y que nos ayuda a seguir incondicionalmente, pero con (todavía) más moral de la que ya teníamos. 


presentación de la agrupación

¡Estamos de Enhorabuena!

El Sábado, 23 de Abril de 2016, y después de un duro año de trabajo nuestra Agrupación (A.M. Sagrado Corazón de Jesús de Oviedo) pudo ver la luz, presentándose en sociedad ante familiares, amigos, conocidos y demás personas que habían sido invitadas a la gala.

El acto se llevó a cabo en el Salón de Actos del Colegio Amor de Dios, sito en el barrio de Pumarín de la Ciudad de Oviedo y en él se congregaron las personas que querían compartir este momento tan emotivo para los miembros de la propia Agrupación.

Con la mente puesta un año atrás, cuando el proyecto cogía forma mientras los siete fundadores tomaban un café y decidían fundar este ilusionante proyecto, era obvio que a más de uno se le iban a poner los pelos de punta al verse junto con esta gran "segunda familia" ante tantísimo público, entregado y dispuesto a escuchar de lo que, estos autodidactas son capaces de hacer hoy en día.

Y es que, en tan solo un año, lo que empezó con 8 miembros, se presentó con 24, y actualmente cuenta con 34 miembros que abarcan desde los 6 años hasta los 65.

¡Gracias a todos y prometemos no defraudar!